Buscar este blog

2 jul. 2012

TRIUNFADOR CORRALEÑO



Continuando con la tanda de "personajes corraleños", aquí la última incorporación de esta particular saga ilustrada. Esta vez se trata del "triunfador corraleño", muy codiciado por sus dominios materiales, y es que en Corral, todo lo que sea tener coche y casa grande viste mucho.
Ya en la Edad Media, podíamos comprobar como ciertos personajes, algunos nombrados nuevos nobles y otros de antiguo linaje,  alardeaban de sus vehículos adquiridos, en los que se les podía ver pasando una y otra vez por el centro del pueblo, con aire bastante "chulesco", para dejarse ver por los vulgares y no tan vulgares aldeanos, levantando así la envidia y algún que otro comentario despreciativo de todo el que lo miraba. 
Práctica que ha llegado hasta nuestros días, donde podemos ver como, aunque cambiando de vehículo (pasando de los caballos a los coches), se pasean dichas personas, las cuales han tenido relativa suerte económica, ya sea por que se lo han sabido ganar o han heredado dicha fortuna. 
¿Quién no ha visto por Corral, a los nuevos propietarios de "cochazos" pasando más de mil veces por enfrente de la Plaza Nueva, y la Plaza Mayor, para seguir el recorrido por el cruce de "Dorsy"?. Si señores, todavía hoy podemos comprobar como a los corraleños nos gusta levantar ciertas envidias y comentarios de la talla de... "anda éste, pues qué se habrá creído", "míralo, con el hambre que han pasado toda la vida", "siempre el mismo intentando llamar otra vez la atención"... y así un sin fin de frases referidas a semejantes individuos, que con tono chulesco, hoy todavía podemos ver en nuestro paisaje corraleño.




No hay comentarios: