RETOMANDO PROYECTOS...

Hace ya bastante que empecé un proyecto personal el cual tuve que aparcar por falta de tiempo. Hoy me he atrevido a sacar mis lápices Colerase con los que he vuelto a darme el gustazo de mancharme de grafito y de manipular ese papel pivotado que aún guardo y que unicamente puedo utilizar en mi mesa de luz que tantas alegrías y sufrimientos me ha dado en mi profesión. 

Mi trabajo se ha digitalizado tanto y tan rápido, que de vez en cuando necesito trasladarme al pasado para hacer las cosas como las aprendí cuando me enamoré perdidamente de esta profesión en la que todo era más artesanal, más hecho a mano. Los que me conocéis, - y no me canso de repetirlo - sabéis que volvería a trabajar de aquella laboriosa y minuciosa manera con mucho gusto.

Y es que soy de los que piensan que en mi profesión todavía hoy, no hay nada que iguale a un lápiz y un papel. 



Comentarios